Autor Tema: Analisis de Van Damme en cinecutre.com  (Leído 735 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado NASHYOM

  • Andrei
  • **
  • Mensajes: 541
  • Karma: 5
  • Van Damme's Fan
    • Ver Perfil
Analisis de Van Damme en cinecutre.com
« en: Febrero 28, 2014, 05:30:00 pm »
me encontre por casualidad con esta pagina donde por el nombre podreis imaginar de q palo va xD y por supuesto entre todas las estrellas de cine que analizan no se podia escapar JCVD  :yeah:

EL VENGADOR DEL CULO PRIETO

Sus patadas y su escultural trasero le hicieron famoso. Jean Claude Van Damme  fue una de las grandes estrellas del cine de acción en los últimos tiempos de la Cannon, compañía para la cual rodó un buen puñado de filmes de acción de serie B, tales como Contacto Sangriento o Kickoboxer.

En los años 90 se consolidó, logrando una reputación a la altura de otros mitos chuscos del género como Steven Seagal o Chuck Norris. Pero la época de los machotes musculados finalizó, y tras filmar The Quest en 1996, su primera y relativamente exitosa película como director, los excesos con las drogas y el alcohol acabaron hundiendo su carrera. Actualmente vive anclado en el pasado, subsistiendo gracias a producciones de videoclub que parecen provenir del siglo anterior.

En líneas generales, el cine de Van Damme ha sido muy similar al de Seagal y Norris, ofreciendo historias de mamporros gratuitos y justicieros vengadores, pero con una diferencia característica y vital que le permitió alejarse de estos dos actores: Un abusivo y siempre fallido empeño por dotar de gran profundidad a los atormentados personajes que interpreta, algo que pocas veces intentaron el barbudo y el gordo de la coleta, quienes no se perdieron en sensibleras secuencias dramáticas y fueron directamente al grano, es decir, directamente a las ostias.

or tanto, la carga dramática ha sido (y sigue siendo) uno de los sellos distintivos del cine de Van Damme (y para muchos, una de sus grandes lacras), y es en este elemento distintivo donde está centrando sus esfuerzos para tratar de regresar algún día a Hollywood por la puerta grande. ¿Volveremos a ver a Jean Claude en los cines algún día? La respuesta es sÍ. Until Death se estrenará en salas españolas este 2007

HA NACIDO UNA CUTRE-ESTRELLA

En 1960, cuando el mundo vivía atemorizado tanto por el telón de acero como por la impactante Psicosis; en una pequeña aldea de Berchem-Sainte-Agathe (Bélgica), nacía Jean-Claude François Camille Van Varenberg.



“¡Cuando sea mayor voy a patear culos! (y a enseñar el mío) “

A la edad de 11 años, el pequeño Jean Claude decidió apuntarse a clases de Karate (esperemos que no fuera para escapar del bulling). En poco tiempo alcanzó el cinturón negro, y siendo un adolescente, consiguió ganar el campeonato europeo en peso medio de karate. Peró no sólo se dedicó a este deporte, también cultivó otras artes marciales como el Muay Thai, el Taekwondo y el Kickboxing.

Cumplidos los 16, empezó a estudiar ballet, porque, según él, es el deporte más duro, y si uno consigue dominarlo, podrá dominar cualquier deporte. Incluso llegó a ganar el premio “Mr. Bélgica” de culturismo, gracias a su afición a las pesas.
ABRIÉNDOSE PASO

Antes de debutar en la gran pantalla con la cinta de acción francesa Rue barbare (1983), Jean Claude fue dueño de su propio gimnasio (como casi todas las estrellas de la Cannon Films), California Gym, pero en 1981 decidió venderlo y se trasladó a Los Angeles, para buscar fortuna como actor, pasando unos años durísimos, en los que alternó trabajos como pizzero o chofer, e incluso llegó a dormir en la calle durante una temporada.

Los 80 fueron años de desilusiones, en los que la futura estrella llegó a cambiar su nombre varias veces, hasta adquirir finalmente el apellido Van Damme, que tomó prestado de un amigo belga llamado Paul Van Damme.

Tras varias películas de poca consideración como Rue Barbare (1983) o Monaco Forever (1984, en la que interpreta a un karateka gay), fue contratado como villano en Retroceder nunca, rendirse jamás (1985), una pésima cinta que intentaba seguir la estela de otros filmes como Karate Kid (1984). En esta película, Van Damme interpreta al malvado final que se enfrenta el protagonista, quien ha sido entrenado por el espíritu de ¡Bruce Lee! Pero antes de ese papel, pudo entablar amistad con Chuck Norris, quien le brindó la oportundad de ser su doble en Desaparecido en combate (1984).

En 1987 perdió una de sus grandes oportunidades, ya que estuvo a punto de interpretar el papel protagonista en Depredador. Pero con la llegada de Chuache, pasó a meterse en la piel del Depredador, papel que también perdió, ya que según la versión oficial, el diseño final del monstruo provocó un cambio en su concepto que motivó el despido del actor. La versión extraoficial establece que fue despedido por sus continuas quejas sobre el traje y por su estatura, ya que se supone que el alienígena es altísimo, y Van Damme no daba la talla.

 

SEDUCIENDO A GOLAN

 

Tras este varapalo, nuestra futura estrella no se rindió, y finalmente pudo conocer a Menahem Golam (uno de los grandes magnates de la Cannon) en un restaurante, a quien impresionó quitándose la camisa delante de su mesa y realizando unas cuantas katas.

Golan se quitó al actor de encima, proprocionándole su teléfono. Días después Van Damme le llamó, pero Golan no contestaba, así que el belga decidió ir personalmente a las oficinas de la Cannon, donde esperó 11 horas y 30 minutos, hasta que finalmente el productor se dignó a recibirle. Cuentan que el belga se quitó de nuevo la camiseta y, apoyándose en dos sillas, le mostró a Golan su increíble elasticidad abriéndose de piernas.



“Golan, guapo, ahora vas a saber lo que es un verdadero macho “

Golan, quien quizás se excitó ante la visión de semejante cuerpazo, recordó a un tal Arnold que se personó en su despacho con una actitud similar, diciendo que sería “el número 1?. El jefazo de la Cannon no quería cometer el mismo error e inmediatamente llamó a su secretaria para que le enseñase a Van Damme el guión de Contacto Sangriento. Y así comenzó el mito.

BOXEANDO CON CRISTALES

 

La increíblemente nefasta Contacto Sangriento (1988), cuya productora se planteó la idea de lanzarla directamente a vídeo, finalmente apareció en los cines, convirtiéndose en un éxito para sus productores, ya que logró recaudar más dinero del que había costado. En este filme Van Damme decidió mostrar su famoso trasero al público, en una práctica que se convertiría en habitual en sus películas.



El público observa con asombro el descosido del pantalón de Jean Claude

Contacto Sangriento también le valió para obtener su primera nominación en los Razzies (como actor revelación), lo que demuestra que desde sus inicios, ya apuntaba muy alto. Ese mismo año llevaría a cabo su última encarnación como malvado, en Águila Negra (1988).

El estallido mundial de popularidad vendría en 1989, cuando interpretó a Kurt Sloane, en Kickboxer (1989), donde luchaba con los puños encolados y recubiertos de cristales, en una escena que fascinó a toda una generación, sólo comparable a aquella otra en la que Rambo se cosía una herida.

 



“Me gusta hacerme la manicura a lo garrulo, con cristales”

El filme tuvo tanto éxito, que generó una franquicia de películas de videoclub, con 4 secuelas cada una peor que la anterior, y dirigidas en su mayoría por Albert Pyunn, un experto en la acción de bajo presupuesto, responsable de la engañosa Tiempo Límite (2001), y que dirigiría Cyborg(1989), la siguiente película de Van Damme, donde se daban cita mamporros y robots. ¿Se podía pedir más? ¿Argumento? ¿Coherencia? ¿Buenas actuaciones? ¿Para qué? Si tienes mamporros y robots, lo demás sobra.

Por cierto que en Kickboxer(1989), el actor nos dejó uno de sus más ridículos y traumatizantes momentos, cuando se marca un bailecito en un bar:
REPARTIENDO ESTOPA EN LA CUMBRE

Van Damme siguió enseñando el culo en unos exitosos años 90, en los que buscó al asesino de su hermano en Lionheart (1990, imaginación al poder), ingresó en una prisión de máxima seguridad para repartir estopa en la mil veces repuesta en Tele5 Libertad para morir (1990), y realizó uno de sus mayores esfuerzos interpretativos en Doble Impacto (1991), metiéndose en la piel de dos personajes (algo que volvería a repetir en más ocasiones futuras), concretamente dos hermanos gemelos, que se unían para derrotar a las mafias de Hong Kong.

 



Un duelo interpretativo que ríete tú de Heat

El fenómeno Van Damme se desató definitivamente en 1992 con Soldado Universal, un filme sobre soldados resucitados que se dan de ostias (cómo no), donde el actor contó con un malvado a su altura, ni más ni menos que Dolph Lungdren, un habitual de estas producciones, que alcanzó una rara popularidad con su papel de Ivan Drago en la “procomunista” Rocky IV(1985).

Soldado Universal, fue la primera cinta de Van Damme que sobrepasó la barrera de los 100 millones de dólares de recaudación, y estuvo dirigida por un desconocido alemán llamado Roland Emmerich, ese señor que más tarde se haría famoso por su empeño de destruir Nueva York, ya sea mediante cambios climáticos, lagartijas gigantes o extraterrestres vulnerables a los virus informáticos.



“1,2,3,4 Fred va a por ti; 5,6,7, cierra la puerta; 8, 9, 10 no vas a poder dormir”

En su siguiente proyecto, Sin escape(1993), Jean Claude defendía a una pobre viuda de unos malvados especuladores de terrenos (como Marbella pero sin animales disecados), de manera que le tocó el papel de juez Miguel Ángel Torres, repartiendo palos a todo aquel que se portara mal.

Hay que reconocer que Van Damme es un tipo listo (más que los repetitivos Seagal o Norris), ya que vio claramente que el futuro del cine de acción pasaba por Hong Kong, y por eso se trajo a John Woo y sus palomas a EEUU, para rodar Blanco Humano (1993), una dinámica cinta de acción sin concesiones.

Llegado 1994, se metió en la piel de un policía temporal en Timecop, uno de sus filmes con mejores críticas, el cual fue dirigido por Peter Hyams, el responsable de que Chuache se enfrentase al diablo, de que Ben Kingsley luciera peluquín y perilla blanca, y de 2010 (1984), ese intento de secuela de 2001 (bueno, para ser honestos, el resultado fue bastante entretenido, dejando atrás movidas físicas).



Ese mismo año llegaría una de sus más recordadas películas, la hilarante Street Fighter, todo un clásico para la redacción de Cinecutre, donde se destrozó vilmente uno de los mas célebres videojuegos, gracias al cual el actor llegó a embolsarse 7 millones de dólares y se lo montó con Kylie Minogue.

Street Fighter resultó un fiasco total, así que Van Damme trató de retomar el rumbo repitiendo con Hyams en Muerte Súbita (1995), con una historia calcada a la de Jungla de cristal, en la que el edificio Nakatomi es sustituido por un estadio de hockey. Es evidente que Van Damme no es Bruce Willis, pero los resultados de esta cinta fueron como mínimo más dignos que los de otras horteradas de la época como Alerta Máxima o su secuela.

Así que, aprovechando su popularidad, en 1995 se puso delante y detrás de la cámara en la infantil, sensiblera y ralentizada The Quest (más de 100 ralentizaciones en 1 hora y 20 minutos de metraje, posiblemente constituya un record Guiness), su obra más personal, para la que también escribió el guión, centrado en un milenario torneo de artes marciales. En su primer proyecto como director se rodeó de pesos pesados como James Remar (The Warriors) y Roger Moore (en una de sus encarnaciones más ridículas), y sin ser ninguna maravilla, logró una cinta cuyos resultados, a ojos de muchos, fueron superiores a los de la videoclipera y machacona Mortal Kombat.

 



El papel perfecto para un actor inexpresivo: mimo callejero

Fue en esta época cuando el actor, a causa de su exceso de trabajo, desarrolló una gran afición por las píldoras para el insomnio y posteriormente la cocaína, lo que le llevó a ingresar en una clínica de desintoxicación en Diciembre del 96. Su periodo de decadencia había comenzado.

CAMINO AL “INFERNO”

Para su siguiente filme se trajo a Ringo Lam, otro director made in Hong Kong, con quien iniciaría una larga amistad que aún hoy perdura. Al límite del riesgo(1996) le permitió interpretar otra vez a dos personajes, y la buenorra de Natasha Henstridge se subió al carro. Pinchó en su lanzamiento en USA, pero hizo buenos números en el extranjero.

Van Damme quizás pensó que para relanzar su carrera en EEUU, sería bueno juntarse con algún personaje popular de dicho país, así que se unió con el siempre polémico Dennis Rodman en Double Team(1997), una película que ni tan siquiera su director Tsui Hark pudo sacar a flote; y es que la nula capacidad interpretativa de Rodman hundió totalmente el filme, haciendo que Van Damme consiguiera su primer fracaso comercial, quien llegó a reconocer que se pasó todo el metraje puesto hasta las cejas de cocaína.



“¡Mierda, creo que me he pasado con la coca!”

Decidido a salir del bache, Jean Claude se fue a Hong Kong junto a Tsui Hark a rodar En el ojo del huracán (1998), una película donde el actor se enfrenta a unos traficantes de botones-bomba camuflados en pantalones vaqueros. Aunque la dirección de Tsui Hark es muy dinámica, no fue suficiente para conseguir buenos resultados artísticos ni comerciales.

En 1998 el actor sufrió un duro varapalo, ya que la distribuidora de Soldado de fortuna decidió lanzar la película directamente a vídeo. Dirigida por Peter McDonald (realizador de bodrios como Rambo 3 o La Historia Interminable 3), cuenta la historia de un boxeador que perseguido por unos mafiosos se enrola en la legión extranjera francesa.

Con un decidido golpe de timón para enderezar su carrera cinematográfica, aceptó rodar una secuela de Soldado Univeral, bautizada como Soldado Universal: El Retorno (1999) cuyos resultados fueron más que horribles, con un Luc Deveraux convertido en padre (su hija puede decir lo de “¡¡mi padre es un zombie!!”), quien se enfrenta a una inteligencia artificial rebelde, la cual controla a un grupo de soldados universales; algo así como una suma de 2001+soldados cibernéticos+Van Damme, lo que equivale a mierda pura (por si alguien lo dudaba).



Debido a una adolescencia con poco éxito con las chicas, Jean Claude desarrolló un fuerte brazo derecho.

Despidió el siglo rodando una de sus películas más emblemáticas e infumables, Van Damme’s Inferno (1999), un filme con sabor a western y dirigido por John G.Avildsen (Rocky), en el que estuvo secundado por Pat Morita (D.E.P.), quien le ayudaría a enfrentarse a un grupo de moteros dedicados a sembrar el terror en un pueblucho perdido en mitad del desierto.

 

PRÓXIMA PARADA: EL VIDEOCLUB

 

En Replicante (2001), Van Damme volvió a hacer tandem con Ringo Lam, y repitió por tercera vez la estrategia de interpretar a dos personajes, enfrentándose contra un clon malvado de sí mismo. Chuache se enfrentó al Diablo, Stallone al ejército vietnamita, Norris a Bruce Lee, y Van Damme se enfrentó a Van Damme (gane quien gane, nosotros perdemos); nadie se había atrevido a tanto. Pero no fue suficiente para salir del infranqueable bache.

Con The Order (2001), el belga volvió a tocar fondo, en una combinación de Indiana Jones con presupuesto mínimo y un guión insufrible, repleto de chistecillos que sólo hacen que te sonrojes ante tamaño despropósito y decorados de cartón piedra, además de la presencia de un Charlton Heston en las últimas. Otro desastre en la filmografia del actor.

 


El descenso a los infiernos continuó con Sin control (2002), donde emuló a Steven Seagal con su Alerta Maxima 2, logrando unos resultados de vergüenza, en un filme que Filmax, para regocijo nuestro, se atrevió a estrenar en los cines españoles.

Después trató de venderse como actor dramático en Salvaje (2003), de nuevo a las órdenes de Ringo Lam. Sobra decir que no lo consiguió.

Su última incursión en salas patrias fue Justa Venganza(2004), una, como mínimo, agradable cinta de acción que en ciertos momentos recupera al mejor Van Damme de principios de los 90.

Directamente a vídeo llegó Second in Command (2006), una de sus películas mejor valoradas. Se trata de un filme similar a Asalto a la Comisaría del Distrito 13, en el que los policías y los presos son sustituidos por soldados, la amenaza exterior por milicianos, y la comisaría por una embajada en un país altamente inestable de Europa del este.

Luego protagonizó Hard Corps (2006), una película con cierto parecido a El Guardaespaldas, en la que Van Damme interpreta a un ídem que protege a un boxeador, Razaaq Adoti (Doom), de cuya hermana, Vivica A. Fox (Kill Bill), se enamora. Pero tranquilos, el filme no es una pastelada, hay una buena racion de tollinas y patadas como panes, para tener a todos contentos.

Por último, hay que destacar la producción turca Sinav (2006), donde el belga ayuda a unos jóvenes estudiantes a entrar en la universidad a base de patadas y puñetazos, en un filme que ha resultado ser un gran éxito en Turquía, cuyos habitantes, entre manifestación y manifestación contra el Papa, aprovechan para ir al cine a ver a Van Damme.

 

¿REGRESO A LOS CINES?

 

A pesar de las buenas recaudaciones que han tenido sus últimos trabajos de videoclub, Van Damme, al contrario que otros actores como Seagal, está dispuesto a hacer todo lo posible por regresar a los cines, aunque nadie lo quiera. De ahí que haya flirteado (sin éxito) con proyectos como Hora Punta 3 o Astérix 3.

Una de sus últimas intentonas ha sido Untill Death (de la venerada productora Nu Image, responsable de gran parte de los truños analizados en la Cacaman´s Bakery), la cual ha estado a punto de estrenarse en los cines de EEUU, y llegará a salas españolas a lo largo del año.

 

CURIOSIDADES DE JUAN CLAUDIO


-Estuvo a punto de formar parte del reparto de la futura Asterix en los Juegos Olímpicos, interpretando a un atleta llamado “Gluteus Máximus”.

-Es famoso por sus declaraciones descorteses.

- El personaje Johnny Cage de la saga de videojuegos Mortal Kombat está inspirado en Van Damme. En un primer momento, el belga iba a estar en el juego representándose a sí mismo, pero no se llegó a un acuerdo, aunque el actor sirvió como inspiración para Johny Cage, actor de películas de artes marciales con una elasticidad asombrosa. Fuente: Wikipedia

-Le ofrecieron aparecer en un Gran Hermano de Francia por 50.000 euros, país donde se mofan de él por su ridícula y extraña pronunciación del francés.

-Tuvo el detalle de acudir al programa ¡Sorpresa! ¡Sorpresa! para darle una sorpresita a un chavalote, lástima que no fuéramos ninguno de nosotros.

-Con motivo del estreno de Rocky Balboa, Sylvester Stallone desveló en una entrevista que en una ocasión, durante una fiesta en un hotel, Steven Seagal y Jean Claude Van Damme estuvieron a punto de llegar a las manos. Parece ser que Stevie, Jean Claude, Sylvester y Sharon Stone estaban en una habitación del hotel, cuando el obeso de la coleta, haciendo gala de su modestia, empezó a jactarse de todos los combates que había ganado en su carrera como Aikidoka. Jean Claude se hartó del gigantesco ego del orondo actor, y le instó a salir fuera para probar si realmente era tan bueno, pero Stevie rechazó la invitación, alegando que había bebido más de la cuenta y decidió marcharse. El belga le siguió hasta el aparcamiento y le volvió a retar, aunque finalmente todo quedó en nada. Lo cierto es que este incidente merece un buen tirón de orejas para ambs actores, uno por chulopo y otro por camorrista (¡¡peor que niños!!).




-Para acabar, os dejamos con un vídeo imprescindible:

#Link de YouTube Inválido#

Van Damme sufre un incómodo percance en un programa de la televisión brasileña.

 

Desconectado edubond

  • Kenshiro
  • Max Walker
  • *****
  • Mensajes: 4617
  • Karma: 23
  • Si quieres hacer reir a Dios, cuentale tus planes
    • Ver Perfil
Re:Analisis de Van Damme en cinecutre.com
« Respuesta #1 en: Marzo 01, 2014, 06:48:42 pm »
no me gusta mucho...actor de accion lo asocian a cutrez

Desconectado Michael Van Damme

  • Si amas algo déjalo libre, si eso no regresa a ti... dale caza y mátalo.
  • Marcus Ray
  • **
  • Mensajes: 1897
  • Karma: 10
    • Ver Perfil
Re:Analisis de Van Damme en cinecutre.com
« Respuesta #2 en: Marzo 05, 2014, 12:52:30 am »
Cierto, se mofan mucho.

Desconectado nostromo

  • Cinturón verde
  • *
  • Mensajes: 292
  • Karma: 4
  • Van Damme's Fan
    • Ver Perfil
Re:Analisis de Van Damme en cinecutre.com
« Respuesta #3 en: Marzo 05, 2014, 11:39:56 am »
el otro dia vi desafio a la muerte q no la habia visto y me parecio un puto peliculon,de lo mejor de van damme,y una interpretacion q si no es la mejor pa mi esta entre sus 3 mejores sin duda

Desconectado the man without eyes

  • Eddie Lomax
  • **
  • Mensajes: 1491
  • Karma: 26
    • Ver Perfil
Re:Analisis de Van Damme en cinecutre.com
« Respuesta #4 en: Marzo 05, 2014, 12:12:42 pm »
Si, Desafio a la muerte es realmente una peli cojonuda, ademas que aunque la accion no abunda me parece realmente super bien hecha, lo cual me sorprendio ya que el Simon Fellows este me parecia antes un petardo. Y si Van Damme se sale total, sobre todo en su parte de van damme drogadicto y perdido

Desconectado Michael Van Damme

  • Si amas algo déjalo libre, si eso no regresa a ti... dale caza y mátalo.
  • Marcus Ray
  • **
  • Mensajes: 1897
  • Karma: 10
    • Ver Perfil
Re:Analisis de Van Damme en cinecutre.com
« Respuesta #5 en: Marzo 05, 2014, 09:55:16 pm »
Esa parte me conmociono en serio, que buena peli.

Desconectado edubond

  • Kenshiro
  • Max Walker
  • *****
  • Mensajes: 4617
  • Karma: 23
  • Si quieres hacer reir a Dios, cuentale tus planes
    • Ver Perfil
Re:Analisis de Van Damme en cinecutre.com
« Respuesta #6 en: Marzo 09, 2014, 12:23:24 pm »
Esa parte me conmociono en serio, que buena peli.

estoy contigo....